Capa
Cadastro
Textos
Áudios
Autores
Mural
Escrivaninha
Ajuda
Textos
Texto

Hotel - by-Caio Lucas & Aisha


 
 
El néon rojo de balcón titilaba sin parar,
era un viejo hotel en una esquina fria y siniestra,
un cuarto semi-oscuro, una luz casi negra en el abajur,
ella ya esperaba su hombre en el medio de la escalera de brazos abiertos.
 
 
Su boca estaba provocante, luego vino un beso y otro,
en cada escalón sentía su calor entrar por el cuerpo
y sonreía el amanecer en breves relámpagos
donde el sueño de ser feliz se hacía realizar en bracos amantes.
 
 
Sus manos estaban sudadas y un poco frías,
la cara iluminada con sonrisas de los que se reconocen amor,
las ropas comienzan a ser tiradas para todos los costados,
el deseo creciente despierta la vida, que hasta entonces era olvidada.
 
 
La música venía por el corredor, era de una vieja radio en la portería,
las lenguas se tocan con mas ansiedad,
nuevos cielos en nuevos colores despuntan en felicidad,
la vieja colcha de rienda un poco desgastada aún perfumaba pasión.
 
 
Deleitaron lentamente, bien juntos, casi dentro del otro,
las piernas, los brazos, las bocas, todo parecía uno,
eran uno en todos los sentidos y sentimientos que imaginare,
cruzaron las miradas, los cuerpos y las almas.
 
 
Lentamente giró su cuello lamiendo lentamente,
provocándola, haciendo quemar su piel de deseo,
se acomodó sobre su cuerpo ahora hirviendo de tesón,
el aroma, el gusto, los sentidos, estaban divididos uno a uno.
 
 
En tanto ella lo miraba a través del espejo del techo,
e agarraba fuerte su cuerpo, con una de las manos, sus cabellos,
encontraron la paz, el toque despertó la gran pasión,
ningun sonido, apenas miradas listas a hablar de amor.
 
 
Y el cielo comienza a aparecer por detrás de las puertas cerradas,
caminando entre sus piernas, lentamente deslizaba,
su cuerpo pidiendo el de ella, en la locura, llamó su nombre,
los colores cambiaron, reflejos de luces que no existían hasta entonces.
 
 
Estrellas surgieron en el techo del cuarto cubierto por el manto de la noche,
tomó su sexo, invadió, entrando violentamente,
los batidos eran fuertes y constantes en el cuerpo que amaba,
precisaba sentir el pulsar dentro, como el amor en el pecho.
 
 
Mezclaran el tesón al deseo que crecía, la piel quemaba,
los corazones estaban completamente descompasados,
los cuerpos hablaban de pasión en un mismo ritmo,
los sonidos eran incomprensibles, las voces se mezclan.
 
 
Se aseguraron con piernas y brazos, entrelazados los sexos,
el gozo vino, seguido de algunos otros gemidos mas fuertes,
viajaron entre cielos e infiernos con alas de angeles,
los dedos parecian durmientes, las piernas ahora se estiran lentamente.
 
 
El continuaba sobre su cuerpo cubriéndola como si la protegiese,
permanecían en el mismo cielo donde explotaban sin voluntad de parar,
olas de paz haciendo que los mundos se juntaren,
los abrazos quedarn menos apretados, los ojos fijos en los otros.
 
 
Visitaron el espacio, cielos, infiernos, tiniendo de colores las estrellas,
aún uno sólo, reconociendo en el mismo amor que diseñaron,
regresan lentamente a la cama, la colcha vieja, las ropas dejadas,
después del éxtasis... bienvenidos a la realidad.
 
 
22/07/2006


Traducción Español
Betty

Caio Lucas
Enviado por Caio Lucas em 02/08/2006
Código do texto: T207495
Classificação de conteúdo: seguro
Enviar por e-mail
Denunciar

Comentários

Sobre o autor
Caio Lucas
São Paulo - São Paulo - Brasil, 68 anos
4429 textos (116248 leituras)
1 e-livros (166 leituras)
(estatísticas atualizadas diariamente - última atualização em 06/12/16 04:11)
Caio Lucas